Pan de Molde, elaborado a partir de harina de trigo enriquecida con leche. Se hornea dentro de moldes en los que adquiere su forma particular. Contiene más grasa que el tradicional para que se mantenga tierno durante más más tiempo, pero tiene el mismo valor calórico. Es ideal para personas con dificultad para masticar. El pan de molde es un producto que asociamos a los sándwiches y los desayunos, para elaborar ricas tostadas con facilidad. Asequible y variado -hoy en día es posible encontrar diversos tipos de pan en los lineales del supermercado-, este alimento nos permite resolver una merienda o un tentempié de manera sabrosa en muy pocos minutos. Pero, ¿se puede utilizar para algo más elaborado que un desayuno sencillo o una comida de urgencia? Por supuesto que sí.El pan de molde es un pan fresco que suele conservarse más tiempo que el común por su contenido graso y en conservantes. Se comercializa en una bolsa de plástico, en la que puede conservarse el alimento siempre que se cierre bien, en un lugar fresco y seco, sin exponerse a la luz solar directa y a temperatura ambiente. Pese a que guardarlo en la nevera, retrasa la posible aparición de moho, no es recomendable conservarlo en frío porque este elimina toda la humedad y lo endurece de forma más rápida.

Deja una Respuesta