INTRODUCCIÓN

Un aspecto importante de la repostería es la decoración. Debido a que los pasteles y las tortas suelen servirse en banquetes y celebraciones, se busca que su apariencia sea distintiva. Por eso se cuida mucho la presentación de los productos.

Las creaciones de repostería se venden en comercios conocidos como confiterías o pastelerías. Cuando el local en cuestión también vende alimentos salados, se lo suele denominar panadería, aún cuando venda más que pan.

Debido al auge que ha experimentado la cocina en todo el mundo, actualmente son numerosos los premios y galardones que se entregan a los mejores profesionales del mundo de la repostería. En este caso, tenemos que exponer que, como así lo acreditan distintos reconocimientos, esos se encuentran en España.

BAÑO DE CHOCOLATE: 

 

Son los baños más utilizados, tanto por su facilidad de empleo como por el protagonismo y aceptación que tienen. En ellos el elemento principal es el chocolate, pudiendo ser de diferentes clases, atendiendo a la cobertura empleada y el tipo de chocolate usado. Se caracterizan por aportar brillo a la elaboración, además de complementar su sabor.

BAÑO CON AZÚCARES:

 

Otro tipo de cobertura son los baños con azúcares, donde dejando a un lado los escarchados, son protagonistas el fondant y las salsas de caramelo.

Fondant

El fondant, como se ha citado anteriormente, es una masa de azúcar que debidamente estirada puede aplicarse como recubrimiento total de una elaboración, pudiendo ser coloreada y decorada con piezas del mismo material aportando una gran versatilidad a la hora de realizar decoraciones sencillas y de un acabado perfecto.

BAÑO DE CARAMELO:

 

El caramelo, preparado de forma correcta según el tipo de decoración, es un gran aliado no solo del sabor, ya que tiende a armonizarlo en determinadas elaboraciones, sino que también aporta un toque atractivo muy especial en las decoraciones sencillas.

BAÑO DE MANTEQUILLA:

 

También se puede realizar un recubrimiento sencillo a base de azúcar mezclándola con mantequilla batida y huevos, aunque existen varias versiones de su elaboración, resultando una crema consistente y suave. Esta crema permite una gran versatilidad de saborizaciones y aromatizaciones, ya sea con frutas, licores, especias, etc. Además se puede colorear fácilmente. También suele usarse como relleno de tartas y pasteles.

BORDURAS:

 

Por último cabe mencionar la decoración consistente en la realización en la superficie, bordes y laterales del producto de motivos, orlas o borduras con nata, merengue, chantillí o chocolate, a fin de dotar a la elaboración de un aspecto más esmerado y aportar al mismo tiempo un toque de sabor.

CREMA PRELINÉ:

 

El baño con crema praliné es un recubrimiento sencillo realizado con una mezcla de frutos secos triturados o pulverizados, normalmente almendras o avellanas con azúcar caramelizada. Este producto intermedio también se usa habitualmente como relleno.

ESCARCHADOS:

 

Se puede hablar también del azúcar glaseado , que es una preparación sencilla obtenida tras la mezcla de azúcar pulverizado con agua, pudiendo aplicarse sobre prácticamente todo tipo de elaboraciones dulces y cuyo resultado es un aspecto brillante y solidificado tras su secado, aportando además una gran proporción de sabor dulce a la elaboración.

GELATINAS:

 

Otra forma común de hacer una cobertura sencilla es con la aplicación de gelatina sobre la superficie del producto, aunque esto suele hacerse simplemente para dar un aspecto brillante a determinadas elaboraciones de pastelería y bollería. Lo común en la preparación de tartas y pasteles es extender la gelatina uniformemente sobre la parte superior del preparado previamente coloreado con algún producto de color con la suficiente consistencia, como mermelada, confitura, azúcar quemado o yema de huevo.

 

VIDEOS TERRITORIO CHEF

 

ÚLTIMAS RECETAS PUBLICADAS

EXPLORA LAS SIGUIENTES CATEGORÍAS DE COCINA