INTRODUCCIÓN

Los insectos comestibles forman parte de los hábitos tradicionales de alimentación de México y el mundo, su preparación y consumo ha permanecido prácticamente igual durante siglos, pero en la actualidad, se observan cambios radicales debido, entre otras cosas a que se piensa que lo que cuenta es la cosmética de los alimentos de una manera predominante por lo cual se ha dejado de lado, además, con estos recursos naturales silvestres se tiene la posibilidad de iniciar grandes negocios al ser clasificados según el punto de vista occidental como “Alimentos exóticos”. La modificación de la apariencia y a la vez la conservación del valor cultural y el reconocimiento de la territorialidad de un producto, son factores de peso que permitirán la subsistencia y posterior aprovechamiento de los recursos naturales de las regiones. Tal es el caso del Escamol (huevos de hormiga Liometopum apiculatum), insecto endémico de las inmediaciones de la cuenca de México, con el cual se pretende establecer las bases de reproducción no en cautiverio de una especie con gran demanda en el mercado gastronómico y que al paso del tiempo impulsará el desarrollo local de las regiones donde se produzca. 

CHAPULINES DE MÉXICO:

 

Los chapulines o saltamontes son generalmente insectos alargados con alas delgadas y apergaminadas. Pero también hay chapulines con alas largas, membranosas que son capaces de volar. Las piezas bucales del chapulín son masticadoras. Sus patas traseras son grandes y están adaptadas para saltar.

CIGARRA:

 

Por la delicadeza de su sabor, la cigarra es un insecto muy popular entre los amantes de los insectos comestibles. En varios países se consumen las delicias de las cigarras entomovoras. Las cigarras se alimentan de savia lo que les da un sabor único. Tienen un sabor muy parecido a las nueces. Por la delicadeza de su sabor, la cigarra es un insecto muy buscado por los amantes de los insectos comestibles. Muy aficionado a este plato, Aristóteles y los griegos en general, incluso lo alaban. Para el placer de los entomófagos o para aquellos que simplemente quieren probar este insecto comestible.

GRILLOS:

 

Los grillos han sido seleccionados por su sabor, sus bellas formas y calidad del ganado que se derivan. De hecho, estos insectos provienen de nuestra granja utilizando tecnologías innovadoras y respetuosas con el medio ambiente. Los grillos son criados y preparados en el sitio de acuerdo a estrictos criterios de calidad. Antes de ser envasado, los insectos mueren por la criónica antes de ser hervida y luego se seca por un proceso único uso de la energía renovable. Son entonces experimentado o simplemente saladas.

Con los grillos, los grillos se encuentran entre los insectos más consumidos en el mundo. Están presentes en la cocina de países que todavía no se distinguen por su entomofagia, especialmente en Laos.

GUSANO DE MAGUEY:

 

Junto con los escamoles, el gusano de maguey es el insecto mexicano que ha alcanzado mayor prestigio gastronómico mundial, y es apreciado por todos los sectores de la sociedad mexicana (aunque, por su alto precio, su consumo ha quedado reservado a los sectores adinerados). Cocinado, tiene tamaño y consistencia semejantes a los de una patata a la francesa, pero un sabor delicado y exquisito. Por su escasez, es muy caro; un plato pequeño de gusanos de maguey, como entrada, cuesta alrededor de 120 pesos mexicanos (aproximadamente, 7 euros).

Industrialmente, se ha tratado de suplantarlo por otra crisálida que se cría en residuos de tortilla.

HORMIGAS CULONAS DE COLOMBIA:

 

No es Colombia el único país que conserva la tradición de comer hormigas u otros insectos. Bien populares en México son los chapulines (una especie de saltamontes) o mucho más lejos, como en Camboya, aún hay lugares en lo que se comen grandes y peludas arañas fritas. Es cuestión de tradiciones, de gustos… y de dejarse llevar por las cosas nuevas.

PICUDO ROJO:

 

El picudo rojo tiene su origen en el Sudeste Asiático y Polinesia (áreas tropicales), donde principalmente ataca a los cocoteros. Se ha extendido por el resto del planeta.

Su primera detección en la Península fue en la localidad de Almuñécar, en Granada en 1994, originada por una importación de palmeras infectadas que provenían de Egipto.

Desde ese momento se extendió por toda la zona del Mediterráneo. Su momento más alarmante fue cuando se detectó en Elche, municipio situado en la provincia de Alicante, que posee el mayor palmeral que existe en Europa. En el resto de España también atacó de forma muy importante a las Islas Canarias, en concreto a la Phoenix canariensis, que podría verse en peligro si la plaga avanza. Otros lugares de España donde ha hecho mella ha sido en Jerez de la Frontera, municipio de la provincia de Cádiz, donde la Junta de Andalucía tuvo que tomar medidas urgentes para lograr controlar la plaga.

SIQUI SAPA PERUANA:

 

Los pobladores de Moyobamba (San Martín) tienen la costumbre de comer hormigas gigantes conocidas como siquisapa durante la época de lluvias en octubre y noviembre.
Estas hormigas viven en el subsuelo y en toda la selva amazónica, en especial en Moyobamba y Rioja (Alto Mayo), y se ha convertido en un potaje exótico muy codiciado por la gente.

Estos insectos salen de sus caserones o lomadas, provocando una movilización de los lugareños. Los pobladores utilizan ropa más vieja o usada para protegerse de sus filudas tenazas con la cual destruyen todo.

Hoy el mercado está lleno de hormigas y la gente aprovecha vender a buen precio entre 8 a 10 soles la lata. Este sabroso insecto es muy delicioso cuando se come bien crocante, pues tiene un buen sabor y aroma.

Los expertos en cocina ya lo han incluido en el menú del día, por lo que se puede disfrutar como entrada, en pizza y tragos. Algunos expertos en medicina natural recomiendan curarse de la migraña con un macerado de hormiga.

SURI PERUANO:

 

El gorgojo cigarrón (Rhynchophorus palmarum), también conocido como casanga y picudo negro de la palma, es una especie de coleóptero polífago de la familia Curculionidae​ originario de las zonas tropicales de América y actualmente distribuido mundialmente y considerado una plaga de cocoteros y palmeras, causa una picadura que inflama la zona anteriormente picada (no es venenoso), además transmisor del nemátodo Bursaphelenchus cocophilus, que provoca la enfermedad del «anillo rojo» en los cocoteros.​ Son bastantes comunes en las zonas tropicales de América del Sur.

 

VIDEOS TERRITORIO CHEF

 

ÚLTIMAS RECETAS PUBLICADAS

EXPLORA LAS SIGUIENTES CATEGORÍAS DE COCINA