INTRODUCCIÓN
Bogavante:

bogavante

Bogavante, este crustáceo puede alcanzar unos 60 centímetros de longitud, su caparazón es fuerte y liso con una espina supraocular poco desarrollada. El rostro es corto y está ligeramente curvado hacia abajo. Un surco longitudinal que comienza en el ápice del rostro y continúa hasta el final del cefalotórax. Las pinzas son grandes y generalmente asimétricas, la mayor de ellas presenta entre 4 y 6 dientes en el borde interno, la menor, tiene numerosos dientes y le sirve para cortar. Las antenas son un poco más largas que el cuerpo. Su color es azul grisáceo con manchitas amarillas, la parte ventral es amarillenta, las pinzas amarillas con el borde blanco y las antenas rojas. Vive en los fondos rocosos, en hendiduras y grandes piedras, casi siempre por debajo de los 25 metros hasta aguas profundas. Parece ser que esta especie realiza grandes desplazamientos durante los meses invernales. Su actividad aumenta por la noche cuando sale en busca de comida, durante el día permanece en su refugio.

Propiedades

El bogavante es un crustáceo especialmente rico en proteínas de buena calidad, aportando por tanto la mayoría de los aminoácidos esenciales. Además, destaca por su bajo contenido en grasas, y por tanto en calorías; de hecho, 100 gramos de bogavante aportan sólo 1,10 gramos de grasas y cerca de 84 kilocalorías. Aporta interesantes cantidades en vitaminas del complejo B (principalmente B3 y B12), y vitamina A, aunque en menor proporción que otros crustáceos y alimentos del mar. También aporta minerales, entre los que podemos destacar el potasio, magnesio, fósforo, zinc, hierro y sodio. Precisamente por su contenido en sodio, no se aconseja su consumo en personas con presión arterial alta.

El bogavante es un alimento muy rico en minerales, entre los que podemos destacar el yodo (ayuda a procesar los carbohidratos, fortalecer la piel, el cabello y las uñas), zinc (ayuda al proceso de crecimiento, es beneficioso para el sistema inmunitario y es beneficioso para la fertilidad del hombre), y hierro (útil a la hora de prevenir la anemia ferropénica).También aporta una buena cantidad de vitamina A, la cual previene la fatiga e interviene a la hora de cuidar la salud de la visión.

Buey de Mar:

buey_de_mar

Buey de Mar, también conocido como cangrejo europeo. Los ejemplares más grandes se capturan en el Atlántico y en el Mediterráneo. Habita en los fondos marinos rocosos o pedregosos que pueden alcanzar los 100 metros de profundidad. Su caparazón tiene una forma ovalada, es de color pardo amarillento, más ancho que largo y posee un contorno ligeramente festoneado. Tiene el primer par de patas muy desarrollado, con unas pinzas de gran tamaño y extremos negros, que encierran una carne muy delicada y sabrosa. Hay ejemplares que pueden llegar a pesar 5 kilos. En general se presenta entero y vivo, si bien también se comercializa cocido (fresco o congelado). Las hembras suelen tener más carne y se distinguen de los machos por una lengüeta triangular en su abdomen mucho más grande que la del macho.

Propiedades

En cuanto al aspecto nutricional, es un alimento con un importante aporte de yodo, selenio, cinc, sodio, proteínas, vitamina E, colesterol, vitamina B3, ácidos grasos poliinsaturados, vitamina B6, agua y magnesio. El resto de nutrientes presentes en este alimento, ordenados por relevancia de su presencia, son: fósforo, potasio, calorías, vitamina B2, vitamina B, grasa, vitamina B9, hierro, calcio, ácidos grasos monoinsaturados y ácidos grasos saturados. Por la presencia de yodo entre sus nutrientes, el buey de mar favorece el funcionamiento de los tejidos nerviosos y musculares, así como el sistema circulatorio. Además, el yodo, colabora en el metabolismo de otros nutrientes, y juega un papel esencial en el adecuado desarrollo de la glándula tiroidea. Por su contenido en selenio, el buey de mar refuerza la protección contra enfermedades cardiovasculares a la vez que estimula el sistema inmunológico. El carácter antioxidante del selenio, retarda el proceso de envejecimiento celular, a la vez que le confieren propiedades preventivas contra el cáncer. La acción de este nutriente guarda relación con la actividad de la vitamina E.

Camarón:

camaron

Camarón, es un marisco crustáceo del orden de los decápodos. Su cuerpo es trasparente, con tonalidades pardas y tiene un tamaño promedio de 10 cm. Se mueve por la contracción de su abdomen, que posee músculos para desplazarse. Su nombre científico es Palaemon serratus. El camarón tiene un par de pinzas que lo distingue de las quisquillas, que además son más pequeñas y de color gris azulado.

El camarón vive en aguas tranquilas, a no más de 50 metros de profundidad en los fondos arenosos y rocosos. Se alimenta de plantas y pequeños animales del agua. Se los conoce también por canibalismo, ya que suelen comerse entre ellos.  Su cola es muy prolongada respecto al cuerpo. Su color es grisáceo o transparente con bandas oscuras en el abdomen que delimitan los segmentos en los que se divide su cuerpo. Posee una cabeza triangular, larga y dentada. Sus ojos son de color verdoso. Tiene patas pequeñas y dos pares de pinzas en el primer par además de largas antenas. Su mandíbula posee bordes fibrosos. Tienen el abdomen grueso y musculoso, el cual contraen de forma brusca cuando realizan desplazamientos de huida hacia atrás.

Propiedades

En lo que se refiere al aspecto nutricional, el camarón es un alimento con un importante aporte de yodo, vitamina B12, colesterol, vitamina E, selenio, proteínas y agua. Favorece el funcionamiento de los tejidos nerviosos y musculares, así como el sistema circulatorio. Además, el yodo, colabora en el metabolismo de otros nutrientes, y juega un papel esencial en el adecuado desarrollo de la glándula tiroidea. Es beneficiosa para las funciones del sistema nervioso, corazón y cerebro. Favorece el mantenimiento de la envoltura de mielina de las células nerviosas y participa en la síntesis de neurotransmisores. Presenta propiedades antioxidantes que ayudan a mantener la integridad de la membrana celular, protegiendo las células y aumentando la respuesta defensiva de éstas ante la presencia de sustancias tóxicas derivadas del metabolismo del organismo o del ingreso de compuestos por vías respiratorias o bucales. Refuerza la protección contra enfermedades cardiovasculares a la vez que estimula el sistema inmunológico.

El resto de nutrientes presentes en menor medida en este alimento, ordenados por relevancia de su presencia, son: fósforo, potasio, cinc, calcio, sodio, magnesio, vitamina B3, hierro, vitamina B2, calorías, vitamina B9, vitamina B, vitamina B6, hidratos de carbono, grasa, ácidos grasos poliinsaturados, ácidos grasos monoinsaturados y ácidos grasos saturados.

Cangrejo:

cangrejo

Cangrejo, con el nombre de cangrejo se identifican los crustáceos de 10 patas caracterizados por presentar un abdomen reducido, replegado bajo un caparazón grueso y rígido. Las patas tienen más o menos carne en función de la especie, y siempre el primer par está dotado de unas poderosas y carnosas pinzas. El cangrejo de mar es de pequeño tamaño, con una longitud del cuerpo de entre 3 y 4 centímetros, su color es verde oscuro, pero existe una variedad, el cangrejo de arena de color rojizo, algo más grande. Ambas especies tienen el caparazón más bien blando, liso y poca carne en relación con las otras familias. Se suelen triturar enteros, tras su cocción en un caldo corto, y se emplean sobre todo para dar sabor a gran número de platos. También se comercializa el cangrejo gigante, denominado en España «bocas», con una pinza muy grande que se presenta congelada.

Propiedades

En lo que se refiere al aporte nutricional, el cangrejo es un alimento que destaca por su contenido en yodo, selenio, cinc, sodio, proteínas, colesterol, vitamina E, vitamina B3, ácidos grasos poliinsaturados, vitamina B6, agua y magnesio. El cangrejo es un marisco ideal en dietas de adelgazamiento, gracias especialmente a su bajo contenido en grasas y por tanto en calorías. En lo que se refiere a su riqueza en minerales, destaca sobre todo su alto contenido en selenio, potasio, magnesio y calcio. Mientras que en vitaminas debemos destacar su contenido en vitamina C. La abundancia de yodo que se puede encontrar en este alimento, es beneficiosa para nuestro metabolismo, regulando nuestro nivel de energía y el correcto funcionamiento de las células. Además, el yodo del cangrejo, ayuda a cuidarnos por dentro, regulando nuestro colesterol. Al ser un alimento rico en yodo, también ayuda a procesar los hidratos de carbono, fortalecer el cabello, la piel y las uñas.

El alto contenido en zinc del cangrejo facilita a nuestro organismo la asimilación y el almacenamiento de la insulina. El zinc que contiene este alimento, contribuye a la madurez en el desarrollo y ayuda en el proceso de crecimiento, además de ser beneficioso para el sistema inmunitario y la cicatrización de heridas y ayuda a metabolizar las proteínas. Al ser rico en zinc, este alimento también ayuda a combatir la fatiga e interviene en el transporte de la vitamina A a la retina.

Carabinero:

carabinero

Carabinero, es un crustáceo decápodo, muy parecido a otros mariscos como los langostinos, las gambas. El tamaño medio del carabinero es de aproximadamente 10-20 centímetros en los machos, y hasta 30 centímetros en el caso de las hembras. Tiene una cabeza alargada, de gran tamaño y de forma curvada. El abdomen, alto y aplastado lateralmente, está cubierto de planchas y espinas prominentes. De sus cinco pares de patas, los tres primeros terminan en pinzas. Es de color rojo intenso, siendo la tonalidad, más oscura en la cabeza y en el final de la cola. El carabinero es un marisco que vive en las aguas frías o templadas de todos los océanos. Habita en los fondos arenosos, fangosos o arcillosos, lo más habitual es encontrarlo entre los 700-800 metros. Tiene un sabor exquisito, es un marisco que se alimenta de restos orgánicos, plancton y algas. Actualmente el carabinero tiene un gran interés gastronómico, gracias a su color muy brilloso, textura y sabor. Durante todo el año podemos encontrar en el mercado el carabinero. A la hora de comprar carabineros es muy importante que todas las piezas tengan cabeza, ya que al cocinarlo podría perder su jugo y parte de su sabor.

Propiedades

El carabinero es un alimento con una composición nutritiva interesante. Su porción comestible es de un 60%. Tiene un aporte calórico moderado, unas 106 calorías por 100 gramos de porción comestible. Las proteínas representan un 20%, mientras que las grasas son apenas un 2% y un 1% corresponde a los carbohidratos, el resto es agua, con un 76%. Las proteínas son de alto valor biológico, es decir, contienen todos los aminoácidos esenciales. De su perfil lipídico cabe destacar el aporte de Omega 3, así como el aporte de colesterol, por lo que las personas con niveles elevados de éste en sangre deberán moderar el consumo de estos alimentos.

En cuanto al contenido mineral, destacan el potasio, calcio, fósforo y magnesio y, en menor medida, aporta hierro y zinc. De su aporte en vitaminas destaca sobre todas la niacina (medida en equivalentes de niacina), seguida de la vitamina E, la tiamina, riboflavina, y B6 o piridoxina, además de pequeñas cantidades de vitamina A, ácido fólico y B12 o cianocobalamina.

Centollo:

centollo

Centollo, con el nombre de centollo se conoce a diferentes especies de cangrejos de caparazón espinoso. Sus patas son en general delgadas y velludas y poseen pinzas alargadas. En nuestro país el centollo se captura en las costas del Atlántico, en especial en el Cantábrico y Galicia, aunque también se encuentra en el Mediterráneo. Los ejemplares capturados no suelen superar la longitud de 20 centímetros, lejos del cangrejo real de Alaska, de gran tamaño, con un cuerpo de unos 40 centímetros de largo y una envergadura de casi 3 metros.

El centollo se consume sobre todo en invierno. A diferencia de los sucede con otros crustáceos, la hembra es de menor tamaño que el macho, pero más carnosa. Para reconocer el sexo hay que levantar la lengüeta encorvada y situada en la parte posterior del caparazón. La hembra la posee más larga y presenta 8 patas falsas y estrechas. En el mercado se puede adquirir vivo, cocido y, con menor frecuencia, congelado.

Propiedades

Constituye una excelente fuente de proteínas de alto valor biológico, al igual que de ácidos grasos poliinsaturados, muy beneficiosos para reducir los niveles de colesterol y de triglicéridos en sangre. En cuanto a su contenido en minerales, este tipo de crustáceos son muy ricos en selenio, fósforo, zinc y yodo, siendo igualmente considerables sus niveles de sodio, magnesio y hierro –ahí tienen el por qué se ha atribuido a su consumo durante años propiedades afrodisíacas–. En cuanto a las vitaminas, destacan sus aportes en niacina y vitamina B6, así como de vitamina E. La abundancia de yodo que se puede encontrar en este alimento, es beneficiosa para nuestro metabolismo, regulando nuestro nivel de energía y el correcto funcionamiento de las células. Además, el yodo del centollo, ayuda a cuidarnos por dentro, regulando nuestro colesterol. Al ser un alimento rico en yodo, también ayuda a procesar los hidratos de carbono, fortalecer el cabello, la piel y las uñas.

El alto contenido en zinc del centollo facilita a nuestro organismo la aslimilación y el almacenamiento de la insulina. El zinc que contiene este alimento, contribuye a la madurez en el desarrollo y ayuda en el proceso de crecimiento, además de ser beneficioso para el sistema inmunitario y la cicatrización de heridas y ayuda a metabolizar las proteínas. Al ser rico en zinc, este alimento también ayuda a combatir la fatiga e interviene en el transporte de la vitamina A a la retina.

Cigala:

cigala

Cigala, es un crustáceo que posee 10 patas, característico de la costa de Europa occidental. Su caparazón es de un color que está entre rosa y amarillo y mide en torno a 15-25 centímetros. Es poco resistente por lo que vive poco tiempo fuera del agua. Se suele comercializar fresca y entera o congelada entera o sus colas. Su carne es muy fina y apreciada. La cigala es un crustáceo decápodo, cuerpo alargado de unos 20 a 25 cm. de longitud y pinzas largas y espinosas. Su caparazón es de color rosa con acentuaciones rojizas y manchas blancas. La cabeza es larga y sus ojos tienen forma de riñón. Tiene comportamiento nocturno y se alimenta principalmente de moluscos, bivalvos y peces muertos que tritura con sus dos pinzas delanteras. Vive en fondos blandos, de 50 a 700 m de profundidad, según la temperatura. Su cuerpo es alargado. Las pinzas son largas y espinosas. El caparazón, con costillas y espinas, de color rosado, con acentuaciones rojizas y manchas blancas. La cabeza es larga con cuatro espinas laterales y dos ventrales, llamadas carenas o crestas longitudinales. Los ojos son de córnea negra y muy hinchada. El primer par de patas tiene pinzas ligeramente desiguales, largas y delgadas. El segundo y tercer par también tienen pequeñas pinzas.

Propiedades

Las cigalas son ricas en proteínas, bajas en calorías y contienen un ínfimo porcentaje de grasas, lo que las hace compatibles con las dietas para perder peso, como comentamos previamente. Entre sus vitaminas abundan las del tipo B (B3, B5 y principalmente B12), beneficiosas para el metabolismo, para el crecimiento, el sistema nervioso y defensivo, así como para la asimilación de hidratos de carbono, proteínas y grasas. Contienen además minerales esenciales como potasio, fósforo, magnesio y yodo, beneficiosos para los huesos, el sistema digestivo, la relajación muscular o la prevención del bocio. La cigala es muy rica en selenio, que protege contra enfermedades cardiovasculares y el cáncer, además de mejorar el sistema nervioso. El alto contenido de vitamina B3 de la cigala, hace que sea un alimento beneficioso para el sistema circulatorio. Además, la vitamina B3 o niacina puede ayudar a reducir el colesterol. Por su alto contenido en vitamina B3, este alimento es recomendable para combatir enfermedades como la diabetes, la artritis o el tinnitus.

La vitamina B5 o ácido pantoténico, que se encuentra de forma abundante en la cigala hace que este alimento sea últil para combatir el estrés y las migrañas. El contenido de vitamina B5 de este alimento también hace de este un alimento recomendable para reducir el exceso de colesterol.

Galera:

galera

Galera, la galera es un crustáceo malacostráceo que se da en la zona del Mediterráneo, en la costa valenciana hay buena cuenta de ellas, por lo que también se las denomina “carabela valenciana”. A pesar de que su caparazón ligeramente blando, es tan molesto como el de las cigalas, su interior esconde una carne muy jugosa y sabrosa. También llamada galera ocelada. Es un crustáceo malacostráceo, por lo que posee dos pares de antenas y la cabeza y el tórax fusionados y cubiertos por un caparazón. Pertenece a la familia Stomatopoda y al grupo de los Hoplocáridos (gambas armadas). Prefieren fondos sedimentarios con barro y el borde inferior de la zona de hierbas marinas, en donde excavan galerías con forma de U. Habita en profundidades de 20 a 100 metros.

Son depredadores y viven en galerías que ellos mismos perforan, posiblemente muy profundas. Se alimentan de pequeños peces y crustáceos a los que atrapan con su par de patas en forma de pinzas.

Propiedades

Entre las vitaminas destaca la vitamina E con función antioxidante y vitaminas del complejo B, dentro de las cuales merece una mención especial el ácido fólico, indispensable en la dieta de la embarazada y para prevenir anemias nutricionales. También encontramos en la mayoría de los mariscos vitamina A, ideal en esta temporada para cuidar la piel y la visión.

Tienen una alta densidad nutritiva, es decir, concentran muchos nutrientes saludables en su composición y aunque son ingredientes bajos en grasa, contienen valiosos minerales y vitaminas.

 

Gambas:

gambas

Gambas,  con el nombre de gamba se conoce a los crustáceos pequeños de 10 patas, marinos y con el abdomen desarrollado y el caparazón flexible. Las principales variedades comerciales son la gamba blanca y la roja. La blanca habita en los fondos del Mediterráneo y del Atlántico, tiene mayor tamaño, es más clara y más cara que la roja. Ésta es en realidad la gamba tradicional o gamba rosa. Por lo general se comercializa fresca y entera, si bien también se puede adquirir congelada y cocida.

A las gambas se les subclasifica en tres categorías dependiendo de su origen: gambas de aguas frías, de aguas cálidas o de aguas dulces. Cada una de las gambas posee un sabor distinto dependiendo de la especie, pero incluso más importante es la región de donde provengan.

Las gambas pueden variar mucho en tamaños, por ejemplo, la gamba blanca suele medir entre 5 y 15 centímetros; mientras que la gamba roja, es mucho más grande, pudiendo medir de 7 hasta 25 centímetros.

Propiedades

Las gambas son una excelente fuente de proteína de alta calidad y varias vitaminas y minerales importantes; son bajas en calorías y no contienen carbohidratos. Hay que decir que, aunque el contenido de colesterol de las gambas es significativo, también contienen ácidos grasos como el Omega-3, saludables para el corazón. Las gambas proporcionan cantidades significativas de vitaminas del grupo B como B3, B6, B12, que ayudan al cuerpo en la producción de energía, fabricación de las células rojas de la sangre y mantenimiento de una función correcta del sistema nervioso. son una buena fuente de proteína completa, proporcionando todos los componentes básicos necesarios para la producción de nuevas proteínas. Unos 100 gramos de gambas hervidas o al vapor contienen alrededor de 100 calorías y más de 22 gramos de proteína, aproximadamente la misma cantidad que se encuentra en una porción de carne de res o de pollo; hay que decir que las proteínas de la dieta apoyan la función en curso de todos los órganos y tejidos del cuerpo.

Langosta:

langosta

Langosta, las variedades más importantes son cuatro: langosta roja o real (la de mayor valor gastronómico y comercial), la rosada de Portugal (de carne fina), la americana (de carne más insípida) y la langosta verde procedente de Mauritania y cuya carne, al igual que la americana, es menos sabrosa que la de las otras especies. Se trata de un crustáceo marino de 10 patas, cuya característica más destacable es la presencia de unas antenas muy largas, espinas en el costado y ausencia de pinzas. Su caparazón es de color marrón-naranja y la parte comestible apenas supone un tercio del peso total en vivo. Habita en los fondos marinos rocosos. Han de pasar unos 5 años desde su estado larvario hasta que alcanza el tamaño legal para su consumo: 23 centímetro. Hay ejemplares que llegan a medir 40-50 centímetros de longitud y pesar 4-7 kilos. Su carne es muy fina, consistente, blanca y delicada, si bien es menos sabrosa que la del bogavante.

Propiedades

La langosta destaca por ser uno de los mariscos cuya carne es la más baja en grasas, sorprendido asimismo por ser uno de los “productos del mar” más sanos y saludables. Al igual que ocurre con otros alimentos como los cangrejos, las langostas son especialmente ricas en vitaminas y minerales. De hecho, entre las vitaminas destaca su alto contenido en ácido pantoténico (ayuda a convertir los alimentos en energía) y en vitamina E (actúa como antioxidante ayudando a mantener las arterias en un estado óptimo). La abundancia de yodo que se puede encontrar en este alimento, es beneficiosa para nuestro metabolismo, regulando nuestro nivel de energía y el correcto funcionamiento de las células. Además, el yodo de la langosta, ayuda a cuidarnos por dentro, regulando nuestro colesterol. Al ser un alimento rico en yodo, también ayuda a procesar los hidratos de carbono, fortalecer el cabello, la piel y las uñas.

El alto contenido en zinc de la langosta facilita a nuestro organismo la asimilación y el almacenamiento de la insulina. El zinc que contiene este alimento, contribuye a la madurez en el desarrollo y ayuda en el proceso de crecimiento, además de ser beneficioso para el sistema inmunitario y la cicatrización de heridas y ayuda a metabolizar las proteínas. Al ser rico en zinc, este alimento también ayuda a combatir la fatiga e interviene en el transporte de la vitamina A a la retina.

Langostino:

langostino

Langostino, es un crustáceo de 10 patas, de caparazón semiduro y de color rosado con vetas amarronadas. Su longitud es de entre 12 y 15 centímetros. Habita en los mares de todo el mundo, y en el Mediterráneo, sobre todo en los fondos arenosos de la desembocadura de los ríos, crece la variedad de langostino más apreciada. Este crustáceo es en la actualidad una de las especies de mayor consumo debido al desarrollo de su cría controlada en espacios costeros y a la posibilidad de comprarlo congelado. Existen diversas variedades de langostinos congelados procedentes de diferentes mares. Los langostinos tigre, llamados así por las rayas marrones más pronunciadas que presentan son los más valorados (tigre oriental – Penaeus canalicatus-, tigre verde – Penaeus semisulcatus-, tigre marrón – Penaeus esculentus-). Los langostinos blancos (Penaeus vannamei) carecen de estas bandas.

Propiedades

Los langostinos son recomendables para personas con tensión baja, y favorecen tanto la circulación como el metabolismo, por lo que nos ayudan a procesar el resto de alimentos.

Del mismo modo, ayuda a nuestras defensas, el desarrollo del organismo y también a su regeneración.

Y, ojo, que pese a lo que muchos piensan, se trata de un alimento bajo en calorías. Para que os hagáis una idea, un vaso de yogurt natural con fruta tiene 3 veces más calorías que el mismo volumen de langostinos. Y es que los langostinos están compuestos en su mayor parte por agua, lo que hidrata nuestro organismo.

No acaban ahí sus ventajas, ya que se trata de un alimento anticancerígeno. Y a sus bajas calorías hay que sumar su bajo contenido en grasas e hidratos de carbono, por lo que son una buena opción en tu dieta si estás intentando adelgazar, o simplemente compensar los excesos navideños.

Necora:

necora

Necora, es un crustáceo de pequeño tamaño, de unos 10 centímetros de longitud, de color rojo anaranjado. Habita en las orillas del Atlántico y el canal de La Mancha. Se la conoce también con el nombre de cangrejo peludo porque sus patas posteriores están repletas de unos pelos cortos y lacios. Sus patas son planas, a diferencia de las del cangrejo de mar, y su carne es fina y exquisita. Su color habitual es entre verdoso y pardo. Se suele comercializar viva, también cocida y congelada.

La nécora posee dientes pequeños que se encuentran entre sus ojos, que son de color rojo. Sus patas tienen bandas negras que las diferencian de otros tipos de cangrejos. El primer par de patas son pinzas grandes que identifican a los machos, usadas para alimentarse y protegerse de los depredadores. El quinto para de patas es más corto y ancho.

Otra característica para identificar el macho de la hembra es que el primero tiene un abdomen triangular, mientras que en la hembra es más redondeado y ancho. La nécora vive entre rocas, piedras y grietas, a no más de 70 metros de profundidad, en las aguas del mar Mediterráneo y el océano Atlántico. Se alimenta de algas y peces muertos. Es de hábitos nocturnos y en ciertos casos practica el canibalismo, es decir, come a su propia especie.

Propiedades

Las nécoras aportan al organismo yodo, selenio y zinc, además de múltiples vitaminas, ácidos grasos y magnesio. El yodo es fundamental para el correcto funcionamiento de músculos y tejidos nerviosos. Además, es fundamental para el desarrollo de la glándula del tiroides. Por otro lado, el selenio refuerza al organismo en la lucha contra enfermedades cardiovasculares mientras que el zinc interviene en los huesos y en desarrollo del aparato reproductor.

Las nécoras también poseen una gran cantidad de vitaminas E, B3 y B6. La vitamina E por su parte, presenta propiedades antioxidantes que ayudan a mantener la integridad de la membrana celular, protegiendo las células.La vitamina B3 contribuye a los procesos de transformación de energía y a estabilizar los niveles de glucosa y ácidos grasos en la sangre, ayudando también a reducir el colesterol secretado por el hígado. Los ácidos grasos ayudan a prevenir enfermedades del corazón y son también una fuente de energía.

Percebe:

percebe

Percebe, es un crustáceo que habita en rocas a las que se fija mediante un pedúnculo que tiene unos 5 centímetros de longitud. Presenta un tegumento rígido y brillante. Sólo es comestible el cilindro anaranjado que presenta en su interior. Su concha se compone de cinco valvas y el pedúnculo con el que se agarra a la roca. Su carne es muy apreciada. Se crían formando grupos o piñas. Se capturan percebes en las costas del norte y noroeste de nuestro país, aunque su escasez ha hecho que se introduzcan en el mercado otras variedades como el percebe marroquí, muy similar pero menos apreciado, y el percebe canadiense, de mayor tamaño. Dada la dificultad que entraña su captura, su precio en el mercado es muy elevado. Se comercializa vivo y, en menor proporción, cocido y congelado.

Tanto la longitud como el grosor del pié es diferente dependiendo del lugar en el que se encuentre. Así, en los lugares donde el mar golpea más fuerte, el percebe es más corto y grueso, y las carne más consistente, por lo que son más apreciados. En los lugares en los que la fuerza del mar es menor, los percebes son más largos y estrechos. Tienen menos carne, más agua en el interior y por tanto, menor calidad.La alimentación del percebe está formada por fitoplancton e o zooplancton que hay en el agua marina. Como su posición es fija tienen que hacer una serie de movimientos en busca de su alimento.

Podemos diferenciar dos partes. El capítulo o uña y pedúnculo o pie. El capítulo o la uña del percebe está formado por seis placas grandes y otras más pequeñas unidas en forma de dos conchas o escudos que se pueden abrir y cerrar por los lados. Tienen dos funciones: protegerlo de los depredadores e impedir que se seque durante la bajamar. El pedúnculo o pie es la parte del animal que se come. Tiene un color oscuro y está formado por una piel más dura, con forma de una corta malla cubierta de pequeñas escamas. El pie se puede encoger, estirar y moverse en todas direcciones. Por medio de él, los percebes están pegados a las rocas durante toda su vida.

Propiedades

Desde un punto de vista nutricional, una de las principales características del percebe es su riqueza en proteínas de buena calidad, aportando la mayoría de aminoácidos esenciales. Aporta ácidos grasos esenciales, como los ácidos grasos poliinsaturados y los monoinsaturados, además de colesterol y un bajísimo aporte en grasas (y por tanto también en calorías). De hecho, 100 gramos de percebes aportan sólo 66 kilocalorías y apenas 0,40 gramos de grasa. En lo que se refiere a su contenido en vitaminas, destaca sobre todo la presencia de vitamina B12. También aporta otras vitaminas del complejo B, como la vitamina B9 o ácido fólico, B6, B3, B2 y B1; y una menor cantidad de vitamina E. Es un alimento rico en minerales, destacando sobre todo la presencia de yodo, fósforo, potasio, selenio, magnesio y sodio. Y en menor cantidad calcio y hierro. Por su altísimo contenido en vitamina B12, los percebes son beneficiosos para el corazón, el buen funcionamiento del cerebro y para el sistema nervioso en general. Ayuda a mantener la energía de los músculos, y a su vez colabora para el correcto funcionamiento del sistema inmunitario.

Por su contenido en yodo el percebe ayuda al buen funcionamiento del sistema circulatorio, los músculos y los tejidos nerviosos. Además, como de buen seguro sabrás, es fundamental para el buen funcionamiento de la glándula tiroidea. A pesar de su contenido en colesterol, gracias a la presencia en selenio nos encontramos ante un alimento que ayuda a nuestro organismo a protegerse frente a la acción de las enfermedades cardiovasculares. Podemos decir que es un alimento que ayuda a aumentar las defensas de nuestro organismo de forma natural, ya que estimula el sistema inmunológico.

Quisquilla:

quisquilla

Quisquilla,  la quisquilla es el nombre común que suele darse a las especies del género Palaemon, crustáceos (En esta clase están incluidos los camarones, langostinos, cangrejos, langostas, etc. La gran mayoría es marina, pero algunos viven en aguas dulces o salobres y una pequeña parte en ambientes terrestres húmedos. Muchos son de vida libre. En acuarios, además de habitantes, algunas especies sirven de alimento para peces y otros animales (por ejemplo, Artemia salina, pequeño crustáceo habitante de las salinas). Pueden ser también peligrosos parásitos para los peces (por ejemplo: copépodos caligoides y lerneopodoides, parasitan peces marinos y de agua dulce fijándose a los filamentos branquiales, a la aleta o a otras partes del cuerpo). Mantener crustáceos en acuarios es sencillo.) decápodos de aspecto similar a gambas y langostinos, que se conocen también en algunas comunidades españolas con el nombre de camarones, siendo el más significativo en los puertos del Mediterráneo por la zona de Murcia el Palaemon serratus.

Como características particulares posee un cuerpo comprimido de abdomen grueso y musculoso cubierto por una coraza débil (seis segmentos que pueden representar 1/4 de la longitud total del cuerpo de un ejemplar), poco resistente, cola prolongada de forma triangular y largas antenas que parten de su cabeza. Bajo el abdomen muestra pleopods, utilizados para impulsarse en el agua y donde las hembras transportan los huevos fecundados. Su longitud máxima son 9 cm aunque en raras ocasiones supera los 5. La estructura de su cabeza, donde se encuentra el corazón del animal, presenta aspecto triangular. De sus 10 patas, los dos primeros pares han evolucionado hasta formar pinzas.

Propiedades

La abundancia de yodo que se puede encontrar en este alimento, es beneficiosa para nuestro metabolismo, regulando nuestro nivel de energía y el correcto funcionamiento de las células. Además, el yodo de la quisquilla, ayuda a cuidarnos por dentro, regulando nuestro colesterol. Al ser un alimento rico en yodo, también ayuda a procesar los hidratos de carbono, fortalecer el cabello, la piel y las uñas.

Por su alta cantidad en colesterol, este alimento no es recomendable para personas que tengan un nivel de colesterol alto en su sangre.

Las quisquillas tienen una gran fuente de proteínas de alto valor biológico. Tienen un bajo en grasas.

Importante antioxidante natural, ideal para reforzar el sistema inmune. Refuerza dientes y huesos. Previene la osteoporosis. Tiene propiedades relajantes. Es rico en hierro, ideal para personas con anemia.

Santiaguiño: 

Santiaguino

Santiaguiño, también llamado Santiaguito o Santiaguín. Es un crustáceo decápodo. Habita entre las grietas de zonas rocosas o pedregosas, aunque también se han observado en los fondos arenosos del litoral. Vive a partir de los 3 metros de profundidad y hasta los 50 metros. Es un animal de hábitos nocturnos que permanece escondido en las rocas durante el día. Usa su segundo par de antenas para excavar y remover las piedras y arena en busca de alimente, siendo eminentemente carroñero, aunque también se alimenta de moluscos y pequeños organismos. Una vez cocido la figura de las espinas que poseen en el dorso de su caparazón recuerda a la Cruz de Santiago, de donde recibe su nombre.

Su cuerpo es robusto y aplanado. Su color es pardo con acentuaciones rojizas, siendo las uniones de los segmentos abdominales de color más intenso. Presenta dos pares de antenas anchas y planas en forma de pala formando un escudo ancho y robusto. Es decápodos, es decir posee diez patas. Sus antenas son aplanadas con siete lóbulos. Sus patas marchadoras no poseen pinzas a excepción de las hembras, en cuyo quinto par de patas tienen pinzas alargadas.Tiene ocho pares de apéndices torácicos. Los tres primeros pares frontales son mandibulares. Otros apéndices se encuentran en el abdomen. Y los últimos forman parte de la cola. El quinto par de patas marchadoras de la hembra tiene una pequeña pinza incompleta. Su reproducción es ovípara. Las larvas pasan un largo tiempo entremezcladas en el plancton. Tendrá que pasar por 15 estados larvarios antes de llegar al fondo y  convertirse en adulta.

Propiedades

De carne tersa y sabor intenso, el santiaguiño es también muy valorado por sus propiedades nutricionales. Como todos los mariscos, es rico en minerales, ácidos grasos y proteínas de gran calidad. Se recomienda su consumo moderado por su presencia de purinas, pero nada de lo que tengamos que preocuparnos si lo consumimos una vez a la semana. Entre las vitaminas que destacan señalamos las del grupo B, fundamentales para el buen funcionamiento del organismo.

Para disfrutar de las propiedades nutricionales del santiaguiño de manera plena, resulta importante comerlos lo más frescos posible.

Los santiaguiños son uno de los mariscos más exclusivos y deliciosos del mar. Por su naturaleza, tienen unos beneficios similares a las cigalas, nécoras o buey de mar, pero un sabor muy distinto. Las proteínas de alta calidad de los santiaguiños alimentan, pero sin aportar grasas ni calorías excesivas. Los minerales y vitaminas lograrán que tu organismo funcione a la perfección. El yodo aporta control sobre la tiroides y sobre el metabolismo, convirtiendo a los santiaguiños en un producto del mar que no solo está rico, sino que también es saludable.

 

VIDEOS TERRITORIO CHEF

 

ÚLTIMAS RECETAS PUBLICADAS

EXPLORA LAS SIGUIENTES CATEGORÍAS DE COCINA